Color mamey – ¿Te suena?

Mamey

En el mundo de los colores, muchas veces, los nombres (como el mamey) que son utilizados para referirse a un color no son muy realistas con respecto a la referencia que se utiliza.

Esta situación generalmente trae confusión entre quienes buscamos el porqué de los nombres “elegidos” para hablar de determinadas tonalidades, sin embargo, en defensa de quienes colocan dichos nombres se puede alegar que se trata de referencias conceptuales.

Cuál es el color “mamey” y por qué le dicen de esta manera a dicho color

Como hemos mencionado anteriormente, algunos colores o tonos tienen nombres o apodos que más que hacer referencia al color real de dicha tonalidad, son, por decirlo de alguna manera referencias conceptuales con las cuales se quiere dar a entender que una tonalidad puede ser el producto de una mezcla que hace de dicho color algo similar a una cosa.

Esto sucede, por ejemplo, con el color verde petróleo, lo cual no quiere decir que exista un tipo de petróleo que sea verde o siquiera verdoso, sino que hace referencia a una gama de tonalidades del verde de las más oscuras.

De la misma manera sucede con el llamado color mamey, el cual, por la referencia utilizada nos hace pensar en la fruta que lleva este mismo nombre, la cual posee una piel o cascara de color marrón con una tonalidad naranja muy suave.

Es por ello que al hablar del color mamey no quiere decir que el color al que nos referimos sea exactamente del color de la fruta a la cual hacemos referencia, sino que, en este caso, se acerca a dicho tono o forma de este; el color mamey es básicamente una gama de tonos del naranja en los cuales se presenta una leve tendencia a los tonos de color ocre pero muy suave.

Como podemos darnos cuenta al observar la fruta del mamey, esta es de un color ocre con una tendencia muy leve hacia el naranja, sobre todo si es observada en una tarde de sol luminoso, es por ello que, al referirnos a el color mamey podemos saber que este podemos encontrarlo en la paleta de colores de los naranjas, al igual que el color salmón.

De hecho el color mamey es muy similar a una de las tonalidades del color salmón, sin embargo el color mamey tiene más tendencia al ocre que al rosa, es por ello que al hablar de cualquiera de estos dos colores debemos estar claros de que hablamos de tonalidades del naranja.

Color Mamey

El color mamey podemos encontrarlo en una gran variedad de objetos tales como ropa, generalmente femenina; este es un color bastante suave en cuanto a la intensidad de su tendencia al naranja.

Es por ello que es muy buscado, tanto para la pintura de casas como para la confección de vestidos de tipo casual o lujoso y zapatos, pues hace que lo que tenga dicho color emane una cierta frescura y a su vez nos evoca una textura suave, la cual resulta muy provocativa al tacto, esto hace del color mamey una tonalidad de los naranjas bastante utilizada en los ámbitos de la vida ante mencionados.

Muchas personas, al escuchar hablar del color mamey pueden penar que están siendo víctimas de una broma, esto es porque el nombre de color mamey no es algo oficial o estándar, sino que más bien podría decirse que es un apodo que se le da a una tonalidad del naranja que presenta esta tendencia leve hacia el color ocre.

Comparte en las redes