Qué son los colores acromáticos

Colores acromáticos

El adjetivo “acromático” es un término que puede ser aplicado a diferentes ámbitos, esta noción quiere dar a entender o, mejor dicho, se refiere a algo que carece de color.

A diferencia de lo conocido como cromático, lo cual se refiere a aquello que posee algún color; de ahí podemos hacernos la pregunta ¿cómo es posible que un color sea acromático?, en caso de hablar de “color acromático” es razonable decir que no estamos hablando de un color como tal.

¿Qué son exactamente los colores acromáticos y por qué se les llama así?

Por muy extraño que parezca, podría decirse que, a nivel psicológico, es muy razonable decir que existen “colores sin color”, y es a esto que nos referimos cuando utilizamos el término “tonos acromáticos”, y se dice a nivel psicológico porque, a pesar de no ser colores como tal, son percibidos o dan la sensación de “verse”, sin llegar a serlo.

Estos son el color blanco, el color negro y el color gris en cualquier fase de su escala; A nivel técnico estos no deberían ser llamados colores sino más bien tonos, pues eso es lo que realmente son.

Como hemos dicho antes, a nivel psicológico dan la sensación de ser percibidos cuando, por ejemplo, el tono máximo de blanco no es un color, al contrario, es la expresión de la luz antes de descomponerse en lo que conocemos como los colores.

Es decir, a nivel conceptual (no a nivel de mezcla de pigmentos) es la suma de todos los colores en un solo tono, así mismo el negro corresponde al tono máximo de oscuridad lo que, por lógica, podemos traducir como la ausencia total de luz y color, y repito, no hablamos de mezclas de pigmentos.

Qué son los tonos acromáticos

2 Colores acromáticos, dan otro acromático

También tenemos el gris, como ya hemos mencionado, en cualquiera de sus escalas, el gris es una tonalidad creada por la mezcla de blanco y negro, y dependiendo de la medida de blanco y/o negro en la mezcla que da como producto este tono el gris podrá ser más oscuro o más claro.

Según la forma que se haga esta mezcla, sin embargo, aún pudiendo hacerse graduaciones de los tonos de gris, sigue siendo un color acromático, es decir, un tono carente de color a partir del cual se pueden hacer composiciones acromáticas es decir, composiciones de imágenes que no posean ningún color, solo son tonos.

A nivel de pigmento el blanco podría ser considerado como un color primario ya que este no puede ser obtenido mediante la mezcla de dos o más colores.

Por este motivo aclarábamos antes que el blanco es la suma de todos los colores a nivel conceptual y biológico, por el contrario, a nivel de pigmentos el color negro, es la ausencia absoluta de la luz, por lo cual puede ser considerado como un color secundario, ya que es posible obtenerlo a partir de la mezcla de los demás, aunque no pueda obtenerse de esta manera un color negro puro, pues es muy posible que se dejen ver tonalidades de los colores que lo componen.

Colores neutrales

Una vez aclarado lo que son los colores o tones acromáticos podemos dar paso a lo que se conoce como los “colores neutrales”; este tipo de colores es similar a lo que sucede con los tonos acromáticos, sin embargo, los colores neutrales si presentan cromatismo en su composición; la idea básica de un color neutral es que este surge de la mezcla de un color puro con los tonos blancos o negros.

Comparte en las redes